RICARDO ALVAREZ

1- VOZ  DEL SILENCIO 2- SOCIEDADES   3- LAS SANDALIAS DEL PEREGRINO



1- 

 

 

VOZ  DEL SILENCIO

 

 

Olvido en tu cuerpo

la voz del silencio.

Te pueblo,

vértice de fuego,

en el grito de mi boca

pierdo hondonadas de labios.

 

Sacio la sed que arde,

el hambre que resuello

cada noche

que cruzo

hasta encontrar

una estrella en tu pecho.

Un titilo palpitante

en la columna de tu cuello.

 

Latitud de carne,

tu piel de agua

es aldea de mis labios salitres.

Delirio de aspas locas

zumbando viras

abeja de panales.

En detalles

de volátiles palomas

a mis brazos caes

mientras me nominas

dicción de fonema

mi nombre gira

y crece

en la turbulencia de tu boca.

 

 

 

de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

2013-  Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores

-----------------------------------------------------------------------------------------------

2- SOCIEDADES

 

Si cualquier sociedad confusa comisiona

las máscaras esfumadas del cínico

se entregan a ser sus títeres.

 

Si idolatran los diversos disfraces del cretino

pernoctarán en gavetas burocráticas

y en extensas columnas sin cita

demacrarán sus esfínteres.

 

Si en negligencia sumisa aceptan la brutalidad

del tirano se suman al feroz inconsciente

de siniestros polvorines genocidas.

 

En este vórtice de encrucijada

se debate la augusta y divergente democracia.

Frías estadísticas negocian con marmórea hipocresía

entre caros alcoholes el epígrafe de autocracia suicida

cuando el misántropo vasallo su lacre  estampa.

 

Toda sociedad dormida despierta al alba

con la crueldad en sus brazos

y descubre que su sombra es círculo aletargado,

inyectas morfinas navegan referéndum no electos,

contingencias grotescas de tertulias vagas.

 

 

Toda sociedad cualificada atesora sus valores acreditados

sin arrastrarse cual reptiles serpentarios.

En su dimensión hidalga repudian el cinturón que ajusta el hambre

a conciencia manejan las herramientas del plebiscito

sin conceder lugar donde impere el charco de sangre

siempre eludible el rodar de cabezas por el piso

porque los torvos no inquietan a los sólidos habitantes.

 

 

 

 

De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU

Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

 

 

 -----------------------------------------------------------------------------------------------

3-  

LAS SANDALIAS DEL PEREGRINO

 

 

Cataclismo en ruinas

convoca incrédulos

que dan fe de lo que avistan.

 

De incógnito en su reducto

comió el pan de la carne

y bebió el vino de la sangre.

Zapatos en los pies pífanos

cuando suenan falsos credos

ante la justicia de las cenizas.

 

El peregrino cruzó el desierto

al encuentro de la víbora,

se aplanaron sus sandalias y en la senda

no halló al Padre bajo el madero

ni en el encierro de los bloques.

 

Donde andarán esos ojos irreverentes

que no hallan la fe en las retinas,

beben vasos de plata beatificados

cuando el tormentoso pecho celeste

de sudar el caminante clavado

bendijo con límpida agua al disfrazado enemigo.

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.