Gildardo Torres

La grieta (romance)

Nace de un corazón roto

esa grieta de dos tallos,

sensual, voraz y lascivia

qué parece con envidia

pedirme que le consuma.

Piernas que espinan el alma,

no tienen tiempo de mirar

empuñan mi cabellera

se describen en un grito,

lloran, suspiran, se mueren

por un beso de vergüenzas.

Nace tu carne, la orilla,

mar, la arena por encima

siendo tu cuerpo vibrante,

entregando por delante

eso que me pertenece

y usted cree que no merece.

Esa grieta de dos tallos

se vuelve de mi firmeza

conquista violentamente

esa faz desesperada,

tus ojos se vuelven ríos,

te completo y lo dices

con un susurro, sugiere

una mano sobre el cuello

una mordida de amores

qué te vuelvas a mi Merced.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    La voz de la esperanza encantan tu hermoso poema estimado poeta y amigo Gildardo
    Un placer pasar por tus letras..
    Saludos de amistad.
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.