Ángel Ladera

Perdido

No sé dónde estoy.

Sé a duras penas quién soy

pero no puedo recordar dónde me encuentro

ni porqué estoy acá.

Estoy cubierto por un manto negro, tal parece

pues no puedo ver más que la nada.

Imagino que estoy dentro de un pez

o en el punto más profundo y desolado del océano.

Ahora recuerdo, vagamente, qué es este lugar.

Van y vienen fragmentos de memoria y puedo divisar lentes,

cabello, sonrisa y de nuevo lentes.

Ahora lo sé; es mi mente.

Es mi vida,

y desde que la única luz se fue,

me la paso recordando y olvidando.

Recordando porque la amé, y no quisiera olvidarla,

y olvidando porque si no, moriré.

Pero, ¿qué importancia tiene?

Me he vuelto Nueva York pues ya no duermo,

esperando atento a su regreso.

De las mareas soy rehén, tal parece.

Espero

atento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.