Ernesto Nexticapa Javier ( Escritor Nocturno)

SONETOS


I
Las doncellas ya no escuchan al poeta
de pena muere la rosa en el rosal
y desprende una lágrima de cristal
que se pierde en una oscura silueta.

Ya no escuchan el canto del mar
no miran de las estrellas su brillar,
se refugian en la pasión sublunar
se les olvida o tiene miedo a amar;

dejaron de cantar bajo la luna
letras que su alma etérea cantaba,
irradiaba luz en la noche bruna,

¡Oh dríada, tu ser blanco figuraba
las artes poéticas como ninguna!
danzabas y el tiempo su paso adiaba.

II
Paisaje lúgubre lleno de abrojos
ya no adornan con un laurel su frente,
su misticismo muere lentamente
como una lánguida llama en sus ojos,

las palabras que circundan su boca
hiel amarga, envilecen tu besos,
arden con intensidad vanos deseos
lascivia su piel la pasión invoca.

Desfallecen versos entristecidos
se apagan como cirios consumidos
por la indiferencia, adormecidos;

aquel sueño eterno facineroso
cubre con su velo ruin y alevoso,
algún día brotara un lirio glorioso.


III

Que enternecerá tu yerta y triste alma
y los nubarrones se disiparan,
las grandes cadenas se romperán
a tu mar bravío llegara la calma;

de la nada un viento inefable
traerá consigo lluvia primaveral,
un pretricor emanara tu arenal
evocara una esencia impalpable

palpitar sereno y acendrado
conjugara los versos que has callado,
en las noches de insomnio que has llorado;

en tu corazón como golondrina
verás una silueta que camina
y cansada quedara en ti dormida.

Comentarios1

  • Zerimar Salazar

    Me encanto leerlo. Bello tu canto, y cuan cierto! Para eso estamos nosotros ,para enamorar nuevamente a las nuevas generaciones con el arte de la poesía y lo sublime.
    Un abrazo querido poeta,
    Zerimar Salazar

    • Ernesto Nexticapa Javier ( Escritor Nocturno)

      Tenemos un arduo trabajo por hacer, nuestra juventud esta distraída no les gusta leer y creen que la poesía es anticuada y de viejos, afortunadamente existen poetas en todos los idiomas y en todo el mundo y como agricultores necesitamos sembrar la semilla en sus corazones para que comprendan que el amor no es sólo pasión y deseo de un rato.
      Que tengas un gran día y gracias por leer mis humildes letras Zerimar.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.