pani

AUSENCIA, RECUERDO... E IRREVERENTE ADIÓS.

 

Yace mi labio...

apenas zozobrado,

dormitando...

la herencia sin espino,

 

musitando la herida

sin corona...

deshojada en la amapola

del olvido,

 

desnudada...

en la esencia sin corola,

desgastada...

en la ausencia de camino.

Comentarios1

  • Javier Ascanio

    Grata lectura mi estimado amigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.