Nacho Rey

NACHT

 Noche.

Pasos invisibles en la Mar escondida,

pasos ruidosos y callados

y mis oídos escuchan en la avenida

idiomas múltiples helados.

 

 Noche.

Veo borrachos

y bonitos muslos femeninos,

y muchachos

en bailes taurinos.

 

 Noche.

La luna es mi espía

con sus estrellas de punta blanca,

y es ella con su hipocondría

este paseo se me estanca.

 

Noche.

Me paro.Escucho el canto del grillo

y su bello solfeo

(aunque sea monótono y sencillo)

hace de la noche un trofeo.

 

 Noche.

Botella de agua solitaria.

Huraño el latido de mi corazón.

A Dios mi sorda plegaria

se acaba mi combustión.

 

 Noche.

En tu lindeza quiero navegar,

¿qué misterio encierra tu oscuridad?

La noche no dejará de hablar.

Escúchala y bebe toda su inmortalidad.

 

 

Castelldefels.Playa de la Pineda.Julio del 2.016



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.