Ángela Cavalcanti

El despoetizado; Inmerso en su Mente (Recuerdo II)

En vacíos caigo, surcos desesperados en busca de desdicha interminable, no hay nadie, solo el silencio, en tiempos aciagos, la aceptación consciente de que el suicidio es la solución patética toma fuerza; aun así a nadie le importa, no debería de importarles manga de zánganos petimetres, carecen de conocimiento, el egoísmo los ciega, la arrogancia de saberlo todo y no conocer nada matará toda esperanza de vida, terminarán como yo, se los aseguro, no crean que por un simple atisbo de luz cambiará lo que somos realmente.

Conozco bien la historia patética del imbécil que creyó ver la luz y se dejó cegar, creía que todo estaba bien hasta que volvió a donde pertenecía; así como el hay miles, dentro de mi cabeza y fuera de ella. Creo que es hora... creo que es hora de que el que mora en mi cabeza desaparezca...

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Salvaje depresion....el agobio de verse inutil, ante las circunstancias...la desvalorizacion de la vida.-
    Tu escrito, amigo mio, sale a gritar su dolor .-
    Tu sola mencion del suicidio....me conmueve.-
    Entendiendo, que es tu personaje....hiciste una excelente exposicion ...
    Un gran abrazo.-

    • Ángela Cavalcanti

      Muchas gracias por leer Ana Maria! Un saludo y un abrazo cordial!

    • Tokki

      La sociedad lo suicida
      Saludos poeta

      • Ángela Cavalcanti

        Exacto, el personaje grita pero nadie lo escucha, quizá a nadie le importa? o quizá solo grita en su mente. Saludos maestro!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.