Hugo Blair M.

Pensamientos de un muerto

 

Muere de sed mi alma, me dejará

y se irá a otros lugares bien lejanos,

ella va tras las luces de los faros

llevándose mi soledad que espanta,

al más profundo abismo desatado.

 

Soledad que me habitas, zarparás

hacia ese mundo oscuro y apagado;

este ser no será más recordado

porque hoy me hallo sin vida y sin nada,

y aquí mi cuerpo yace confinado.

 

Ya no tendré las luces reflejadas,

estaré dentro una tumba olvidado;

el tiempo ha terminado es sol segado,

aunque deje mis huellas estampadas

en cuerpo macerado condenado.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.