Einer Villamil

HERMANO TAL Y PASCUAL (MONÓLOGO DEL CHAMAN)

Hermano Tal y Pascual

lo cura de todo mal,

Soy tewala, soy chaman,

soy cacique, médico tradicional.

 

Yo vengo del Putumayo, 

de los Llanos orientales,

de La Guajira, señores,

a ahuyentar todos los males

porque heredé de mis taitas

los saberes ancestrales.

 

Traigo hierbas en mi jigra,

con conjuros y con rezos;

venga, acérquese, paisano,

porque yo sí no soy de esos

que prometen y prometen

y sólo quieren sus pesos.

  

Mi nombre es Tal y Pascual

sí, señores, la cura de todo mal,

sin chuzónes y sin pastas,

tan sólo con el poder 

de la medicina tradicional.

 

Acérquese a mi consultorío

la consulta es al gratín,

además, no le cuesta nada,

cualquier día  puede venir

o márqueme una llamada.

 

¿Qué  en dónde me encuentra?.

En el hotel El Descanso,

a la vuelta de la esquina, 

mas allá del palo de mango,

donde esta la banderita,

ocho pasos más abajo.

 

Usted, hermano, que está afligido,

usted, paisano, que está postrado,

usted, parientico, que está decepcionado

porque ha buscado y buscado

la solución y no ha encontrado;

en uno y en otro lado...

 

¿De malas en el amor,  

que hasta a veces ha llorado?.

Regreso, domino y ligo

completamente arrodillado a su lado,

tan solo en veiticuatro horas

regreso a su ser amado.

No importa en donde se encuentre 

ni con quién esté amarrado.

 

Traigo esencia de romero

para en el amor ser el primero;

Leche de la mujer amada

por si ella no le da nada.

Le traigo la pringamosa,

pa que aleje esa mugrosa,

tambien traigo la bervena,

que los libra de condenas.

Voy a develar secretos

de cómo usar, a su favor amuletos,

riegos, cremas, bebedizos y pócimas

para acabar todos los males

y que ya no sufra más.

 

¿Cree usted que le están haciendo un mal?

¿Infidelidades, desprecios

enyerbado o embrujado?

Elimino a su rival

doblego a su voluntad

recupero el ser amado.

 

Triunfo donde otros han fracasado,

incrédulos den fe de mis resultados,

pague al recibir los beneficios,

mis trabajos son absolutamente garantizados,

experto en destruir maleficios 

que otros hayan colocado.

 

¿Las deudas lo tienen agobiado?

¿La suerte y prosperidad

no están de su lado?

¿Su tranquilidad está ausente

se encuentra desesperado?.

No se preocupe, mi catirito

que para eso tambien le traigo la solución;

Visíteme en mi consultorio

no importa, cuál sea su situación,

le tengo unos secretícos

ya llegó su salvación.

 

Leo la mano, el chocolate o las cartas,

con su signo zodiacal doy el número de suerte,

experto en encontrar tesoros o guacas,

le predigo el futuro hasta el día de su muerte. 

 

Usted, señor chofer

que se le ha perdido el gato

piensa que se lo robaron.?

Púes, no señor... está muy equivocado

su gato no está perdido,

su gato lo envenenaron.

 

Ya me voy, ya me despido

hasta una nueva ocasión

porque ahora tengo que ir

a la siguiente poblacion

no sin antes entregarles

la ultima promosión;

lleve dos y pague tres,

una le vale tres mil

para mayor economia

lleve las tres en diez mil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Mil Gracias fue un leerte,
    regalándome tus bellas palabras.

    Mis saludos fraternos.

    Amalia

    • Einer Villamil

      Es satisfactorio para mi recibir tu comentario.
      Gracias por leerme.
      Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.