argantonio

Quien gravitara

Ya no recuerdo como era la vida

sin dolor, sería como no estar

encadenado y dirigir tus pensamientos

a capricho sin importar distancias,

sería como subir una escalera sin contar

los peldaños, o subir una niña

a mis espaldas hasta un castillo

siempre encantado.

 

Sería como quedarte  sentado

mientras suena una música

que te invita a bailar despacio

como flotando sin sentir el suelo

contra tus huesos, sería como decir

siempre, si, puedo. Ahora nado

contra corriente con solo mi denuedo.

 

Recuerdo aquel niño que corría sobre

una moto invisible, ya que no se debe

de vivir del recuerdo, pero la vida sin él

sería como un vehículo sin las ruedas

necesarias aunque gastadas de la memoria.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.