A. Martinez

... y

 

...y el mar tan cerca
y la cama revuelta
por los cuatro costados
y ese característico olor
a felicidad retozando
en el pecho

 

resueltas las ecuaciones
encontrado el valor
de las variables
el número pi en el suelo
X y Y por todas partes
la sumatoria al cuadrado
multiplicada por
la raiz de los abrazos

 

es cierto que quedaba solo
después de tanto cálculo
pero desde la puerta
hasta el espejo del baño
se notaba tu presencia
con la marca calida
de tus pies descalzos

 

...y la esquina doblaba
contigo entre sus manos
recordándote el regreso
...y un farol amigo mio
repetia tu nombre
sin descanso

 

Eduardo A. Bello Martínez
Copyright 2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.