h b k

tenías que saberlo

Tienes que saberlo…

Ayer vi a tu hijo corriendo

No sé a donde

Pero se veía muy sospechoso

Tienes que saberlo…

 

Fue en otoño y de tarde

Sus antejos bailaban en su rostro

Tenía sus manos llenos de lodo

Y la mirada perdida además

Tenías que saberlo…

 

Fue cuando el viento soplaba muy fuerte

Fue cuando no había nadie

Era cuando el frio suave amenazaba

Tenía los pasadores sueltos

Tenías que saberlo…

 

Ayer, fue ayer cerca al parque de siempre

Tenía el cabello sucio

Y la camisa mal abotonada

Pero llevaba también una gran sonrisa

Como solo tú debes saberlo…

 

Pero de todas maneras tenías que saberlo

Por eso escribo esto

Porque el realidad fue que lo vi

Como cuando tenía seis años

Vi a tu hijo, corriendo no se a donde

Lo siento, pero, tenías que saberlo…

 

Intente seguirlo, pero no pude

Quizás me vio o tal vez no

En la esquina desapareció

Como hace 6 años, en la misma esquina

En la misma vida, cuando tenías que verlo

Ahora tienes que saberlo…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.