LeydisProse

ENCADENADOS

ENCADENADOS

 

Miradas encadenas,

cadenas que no pesan nada,

pues se han atado, a la persona amada.

 

Ojos que miran con justicia,

justicia en justa medida.  

Miradas que se miran con igualdad divina,

con desquicia, pero sin avaricia

de poseer el otro, solo, amarse

hasta que el pozo del tiempo

se seque por dentro,

consecuentemente poniendo

distancia de por medio.

 

Cadenas con fibras de libertad

- pues sus ojos en otros se pudieron fijar,

mas el convenio de por siempre amarse,

de encontrarse reflejado en el otro;

sin atropellos, sin descuido,

sin desacierto, sin desvarió

convierte esas ataduras

en liviana expresión

que les llena de emoción

su cotidiana convivencia,

al encontrarse en cada mañana

todavía atados a ese voto de amor

que hace tiempo se prometieron. 

 

Miradas encadenadas,

cautivos de la esperanza,

de esa esperanza de siempre

atravesar el mundo juntos

sin inconveniencia, sin apuros,

sin  apatía a la noche fría,

sin oposición a los cambiantes rayos del sol,

sin disconformidad..,

cada uno amando a raudales

perdiéndose en esos espacios

donde sus miradas reafirman su acuerdo.

 

Se miran todos los días por primera vez,

Se miran como si fuesen su mejor horizonte,

Se miran y sus cadenas parecen invisibles,

esas cadenas de amor que entre ellos existe.

 

Encadenados por convicción

cada eslabón fortaleciendo su conexión.

Y sus ojos reafirman que son su mejor

compromiso de lealtad y amor.

 

LeydisProse

10/8/2018

https://m.facebook.com/LeydisProse//

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.