Javier Nava Cerón

INSTANTE DE PARPADEOS

Un parpadeo: símbolo de un encuentro.

Dos mortales se unen para departir 

parados sobre lava forjada por viento

los corazones se comienzan a aturdir. 

 

Dos parpadeos: duda sobre el deseo. 

Las palabras se acaban, las miradas

se cruzan, los mortales se juntan

y sucumben a un deseo. 

 

Tres parpadeos: tregua labial.

El silencio comienza, Cupido se prepara,

lanza una flecha, el instante se congela y…

los mortales se besan.

 

Cuatro parpadeos: pausa acabada. 

El tiempo perpetuo, regresa... 

y todo vuelve a 

ser. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.