Santiago Miranda

¿Qué nos impide entrar al nuevo sueño?

 

El astro, el ojo, el velo momentáneo
O la creencia del paso, el pasado
Del día o sentido victorioso, algo
Contra la muerte ganado, algo + vencido

O  sobre el vacío de lo absoluto
¿Qué nos impide entrar al espacio
Antiguo? Silencio, traslúcido, exiguo
/ desconocimiento ya de uno, necesario/

De uno; el mayor mito del logos, no derrocado
La necesidad de evidencia, certeza existencial
Contrastación científica, la mínima diferencia
Del espacio en cada consciencia del uno:

Un leve temblor de muerte
Un sueño a un error aproximado
Voluntad sin amo, sin amor, placer
Descontrolado: azote y castigo de reinos

Nos impide el mismo deseo, nuestra elevación
Qué nos ata al brillo del objeto; un mañana
Asegurado de bienes sin falta ¿Para qué
Avanzar entonces a otro estado? ¿Por qué

Develar ya el sueño? Uno y no volver
En este ¿Cómo levantar a los no quieren
Ser salvados, ni ver a otros? Nosotros
Las mismas piedras nos hunden a la bajo

¿Cómo entonces revolver el estado?
Uno y no volver, lo humano sin lograr
Acuerdo acabará de hundirse no hay
Sobrevivencia individual sino colectiva

Todo esto es pues una prueba
En un purgatorio casual y cotidiano



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.