Poetisa taciturna

Me deleite

Me deleite, viendo tus manos                                       ha la sombra del sol,                                                      mientras tú fumabas en el balcón. 

Me deleite, escuchando tú voz,                                     mientras el viento se llevaba tus palabras,                 dulce vos cómo el cantar de los pájaros.                   

Fuertes manos y a la vez delicadas como el mismo aire, quien diria que a la hora de amar.                         Esas delicadas manos se transforman en el más exquisito placer que me pudo a ver llegado a suceder...

Managua,Nicaragua                                                         06-Noviembre-2017                                                        Derechos reservados de autor.

 

Comentarios1

  • Lualpri

    Sólo diré... Muy bonitas palabras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.