Jaxobiosky

versos libres XLIV

Que delicia de locura,

perpetua de tus costillas

el polvo de tus huesos

de donde nazco.

 

Cuando te veo

en todos los rostros

en el norte y en el sur

que es el mismo lugar.

 

La montaña descendía

abogada contratada

El gigante temblón

el viejo sabio listo

 

Se tomaban a golpes de aires puros

sus alientos enmohecidos

con sangrientas nubes babeaban

 

Reías con todos los hemisferios

era una como-edia que gustaba ella.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.