argantonio

Cosas de Napoleón

La piedra de Rosseta

fue la llave mágica

que nos abrió la puerta

de un mundo colosal

napoleónica la piedra filosofal

Ptolomeo, Cleopátra y Alejandro

conocieron el auge y el declive en África.

 

Quisieron conocer el universo

y diérionles nombres a los astros

y creyénronse el ombligo de la creación.

 

No pudieron ni podemos conocer el reverso

ni jamás podremos hacer con las estrellas unos catastros

ni inventar para todo lo que existe una sola oración.

 

Comentarios1

  • argantonio

    Que toda una milenaria civilización sea descifrada en una piedra olvidada en el desierto es alucinante. Ahora ni siquiera el más potente ordenador sería capaz de esto, ya hace muchos siglos que se inventaron medios de conocimientos sin tantos cachivaches. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.