argantonio

Fruta prohibida

Quisiera no tener tan fresca memoria

pues no hace mucho me diste

mucho de lo que recíbiste

llevándome de tu mano a la gloria.

 

Ahora sé cuanto valoro

a mi reina del yo animal

fruta del paraíso terrenal

que yo con deleite devoro.

 

Quiero que vuelvas a ser quien eras

una estudiante interna que soñaba

en cumplir todas sus fantasías.

 

Para ti todos los meses eran primaveras

y para la libertad que tanto anhelaba, tardaba

parecían largos siglos los días.

Comentarios1

  • argantonio

    Sin el sexo la vida no existiría , es condición indispensable para regenerarse, en todos los seres vivos, aunque la inquisición en España principal pecadora mandó a mucha gente a la hoguera que además fueron expoliadas, en el nombre del Padre , del Hijo y de un Palomo despistado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.