pani

DE ORO Y GRANA...

(I)

DE ORO Y GRANA

 

Libad del vino

su ambrosía...

que Dionisos apague

el fuego desnutrido,

 

que Afrodita muestre

el pecho generoso...

musitado en el cáliz,

desasosegado

de un latido,

 

el sol alza su oro

de armonía...

entre nubes

se desgasta la mañana,

 

es el beso

la saeta de Cupido...

desgarrado en el labio

de su amada.

 

 

(II)

EN SUS MURALLAS...

 

Mi princesa...

En las murallas del castillo,

Peinaba sus cabellos

Ante la rosa...

Indescifrable del destino,

 

Y un extravagante

Sabor a incienso...

Volaba tenue en las paredes,

Entre perales y prados verdes

Heridos de silencio...

Y preclaro orgullo,

 

Brumosa luz...

Y desgastada ausencia,

En las níveas soledades del olvido.

Comentarios1

  • David Arthur

    Dos poemas de igual belleza pani.

    Un abrazo,
    David



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.