matias.p

En tus sueños.

Doblegaría mi amada soledad por tu compañía

Pues el silencio ya no me satisface

Y es que el día que roce tu piel

Sentí la amabilidad del tacto

Hoy tus besos son el ungüento a mi corazón,

Pero sin piedad cada uno me desarma

La brisa se condensa con tu perfume al caminar

Mientras tu cabello cubre tu cuello

Ay bella mía! Si tu cuello me tiene tentado

Como animal a su presa, lo deseo

Me siento exaltado y deleitado

La suavidad de tu caricia no se  compara a nada

Es una mezcla de ternura y polvo de hada

Pues tu mano en la espalda me hace volar

Y tu mano en mi corazón me da calma

Es admirable tu buena voluntad hacia el mundo

Tú tan brillante y generosa

Reverbero bajo tu luminiscencia

Y es que llegaste en mi momento de oscuridad

Tu sonrisa y alegría desato algo dentro de mí

Algo que di por extraviado

O pero aun

Algo que nunca pensé que podía ser mío

Y heme aquí…

Son las tres de la madrugada y te veo dormir

Jamás te he contado,

Pero cada noche

Cuando tus párpados son la pantalla de tus sueños

Y tu rostro descansa en mi pecho

Recito susurrando a tu oído

Mi poema de la noche anterior

Sé que al despertar no recordaras nada

Pero sé que al terminar de recitarlo

Hay una leve posibilidad

De poder visitarte en tus sueños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.