Lincol

SU VOZ, UNA TENTACIÓN

 

SU VOZ, UNA TENTACIÓN

Es tan dulce su voz
que al oírla sientes
oleadas cálidas en el pecho;
el corazón se inunda de gozo
y los pájaros despiertan animando
el amanecer con sus alegres trinos.

 

Es tan dulce y delicada su voz
y es tan breve el tiempo
que en segundos enciende la llama; 
y sin premisas te invita con sutileza
a un monólogo pecaminoso,
extraviando la timidez
en el elixir de su cuerpo.

Autor. LMML.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.