yaco.Qh

Lo que dejo de pensar.

Lo que no pienso

Siempre estoy en busca de pasión, de sentir amor, de ser feliz. Es un instinto que radica en lo más profunda de mi ser, cada día es un reto encontrar ese éxtasis que me hace sentir vivo. Se que muchos deportistas aman la adrenalina e incluso depende de ella para sonreír. Yo diría que, aunque me gusten los deportes, mi adrenalina es escribir, transformar mi percepción, mi tacto, los sonidos que llegan y transmitir con una perspectiva única y a mi manera en palabras que puedan agrandar a alguien.

 

Soy humano y como muchos que se encuentran en anestesia inhóspita de emociones, invento cada día algo nuevo, para mi corazón sentir palpitar. Creo que todas las experiencias son gratas, buenas o malas, da igual lo que puedan pensar son las que nos forjan en cuerpo y alma, acrecentando nuestro criterio, moral y forma de proceder con nuestras decisiones.

 

Por lo que hace poco una experiencia me brindo un punto de vista extraordinario y creo que debo compartir esa interpretación, aun mas si mi querido lector eres uno mas que busca felicidad. E agotado muchos intentos en experimentos sociales, amorosos y recreativos en la inmensa necesidad de placer y sentir. Es una lastima que no me allá percatado antes de lo que no pienso.

 

Creo que, en ello, en eso, en lo que poco pensamos, encontraremos sentir, pasión, calidez y felicidad. Se preguntarán de que está hablando este tipo, pues nada mas y nada menos que de las pequeñas acciones y actividades diarias de cualquier persona, ya que, aunque creamos tener el control sobre lo que hacemos, si nos detenemos a pensar por un instante en eso en lo que no pensamos, si no, en lo que siempre actuamos por rutina y cotidianidad. Estoy seguro podremos encontrar sentir.

 

Quizás puedas creer que pierdes el tiempo leyendo esto ahora, pero solo pido un poco mas de lectura para mi texto, ya que trato de transmitir mi sentir que sabremos es complicado hacerlo con palabras ahora solo imagina como hacerlo con texto.  

 

Lo que no pienso, es que me hace sentir pálpitos en el corazón, poder hablar con esa mujer a la cual acabo de conocer, dejo de pensar que soy feliz con una caminata, da igual si es en un bosque o por un corredor comercial, soy feliz con el mero hecho de andar. Lo que no pienso, es que mi cuerpo se regocija de placer en el momento de probar el desayuno preparado por mi abuela que tanto quiero. Hay muchas cosas que estoy seguro dejo de pensar y que me brindarían la misma felicidad que mis locos experimentos, por lo que me pregunto, en que dejas de pensar tu¿….

#Ykescritos – Una historia, un poema, una letra más.

Comentarios1

  • Mauro Enrique Lopez Z.

    Un gusto pasar por tu portal saludo

    • yaco.Qh

      gracias por comentar igualmente.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.