Pablo

Insomnio Repentino

Eres un buen insomnio,
Uno que abraza y besa, 
Sin tantas complicaciones, 
Más que la complicidad de la noche; 
Eres un buen insomnio, 
con piel suave y tersa,

Con ojos pequeños, 
Y con sonrisa singular,
Eres un buen insomnio,
Con la pizca exacta de adrenalina, y susurros, 
Fugaz y sorpresivo, 
Como las letras que inspiras.

Eres un lindo insomnio, 
Inesperado y placentero, 
Como tu respiro en mi piel. 
Eres insomnio sin cafeína, 
Tan necesario, para hermosear el caminar del tiempo, 
Adictivo como para bautizar a tus ojos,
Como el punto recurrente al que mi mente vuelve.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.