Claudio Batisti

¡HABLA! (Sextetos alternos)



 

Nunca supe realmente en que medida

fue un veinte y uno, sábado y primavera;

-Recuerdo o sueño? - riera conmovida.

-Recuerdo o sueño? - un cielo de ribera.

Comienzo de tormenta mi querida

tu desesperación, truenos afuera,

 

Luego la ruina agreste de tu valle

la carrera, los grillos, la cabaña,

el refugio nocturno que detalle

que trae a ti la hambruna y la cizaña.

Y el alba y los cantares de mi calle

te regresan a mí como la hazaña.

 

-Habla! - Sabías de un fugaz estío

primaveral en el cerezo rosa

y las flores silvestres del rocío.

-habla! - te callas rígida y penosa.

como tierra carpida hasta el hastío

que aparece de pronto como Diosa.

 

- Habla! - sigue la traza de tu vela

en tu falda que aún la veo en vuelo

con un cuerpo sutil de una gacela,

en esa boca muda sin consuelo.

Que parece soñar y te encarcela

con que placer me hace hacer el duelo.

  

Todavía llegaste tan veloz

en el tren te suplico, me hinco y quedo

sobre ti en ese rumbo tan atroz;

te sacudí y te hablé con poco miedo.

Te zaherí, grité hasta perder la voz,

y todavía niegas el enredo.

 

Jocunda amiga el tiempo pasa... vuela,

cada promesa tuya sin un beso

sin tu palabra tierna que desvela

y por aquel silencio sigo leso.

Quedó la boca que me dijo... cela

y mi labio callado quedó preso.

 

Claudio Batisti



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.