Angélica Contreras

Que si te quiero, me preguntas.


Que si te quiero,
me preguntas.
Que si me importas,
O un día te podría olvidar.
Cariño ¿Cómo te lo podría explicar,
de forma que yo también pueda entenderlo?
Solo así:
Si viviéramos en el día previo,
al calamitoso diluvio universal,
y fuéramos espécimenes
de la misma naturaleza y condición,
ya formados a la hora de embarcar
si no es contigo,
yo no me subo al barco
Y que el cielo abra sus puertas,
Y comience a tormentar.
Déjame decirte de inmediato,
Te amo.
Habrá soles, aire,
melodías en piano, tempestad.
Pero si no estas,
Si no esta tu silueta en mi patio,
Juntos, de la mano
Sencillo y por gusto,
no existo y punto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.