Carpintero de vientos

Otoño

 

Eres golondrina que nunca vuelve,

breve tiempo que se diluye

entre los árboles,

amor que se prende

en la sangre,

amantes que se seducen incansables….

vienes entonces

con una palabra viva

que tiembla, calla y enmudece.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.