QUINSONNAS

INQUIETUD (SONETO)

 

 

Perturba algo inmoral y en suma inquieto

eterno un "gusanillo" a mis defensas

burlándose, malvado, a mis expensas

con faltas reiteradas de respeto.

 

Endeble me protege un parapeto

cubierto, por doquier, de nubes densas

estando en plenitud de ser propensas

a raudas destrozarme por completo.

 

Voraz el "gusanillo" es ya serpiente

y déspota gobierna mi cordura

apenas sin poder darle esquinazo.

 

Me agito en nerviosismo plenamente

y asumo, entristecido, la postura

de un niño sollozando en su capazo.

 

Comentarios2

  • Javier Ascanio

    Excelente

  • AMADÍS

    Me quito el sombrero. Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.