JuacoH

Estaciones de un poeta.

" Me encuentro en un punto muerto, acepte el no significado de la vida tan como significado de la misma". -Juaco-



" Le escribo a ese pedazo de muerte que todos cargamos, que todos soportamos, que todos ocultamos. Ya es decisión de ustedes si con mis poemas le regresan la vida, o lo llevan hasta su propia muerte" -Juaco-   

 

Las hojas van destiñendo el cielo azul grisáceo,

Como gotas de tinta en el agua.

El viento desprende sus moribundas almas,

Las esparce, 

Mientras va tejiendo con melancolía el otoño.    

 

 

Llegan los copos de tristeza,

Caen,

Se acumulan,

Te inundan,

Te ahogan,

Te embriagan,

Parece que la luna se ha roto,

Lo que fue una manta de rojiza melancolía,

Se convierte en un cúmulo de blanca tristeza.    

 

El viento es un silbido de lobo solitario,

El sol se niega a ver tan triste obra,

Esconde sus rayos,

La noche engulle el calor,

se dibuja el invierno con gritos trémulos de felicidad mutilada.    

 

Los trozos de luna cristalizados se derriten,

La vida rompe el hechizo de muerte,

Los rayos de sol transgreden la oscuridad,

La desafía,

La desobedecen llenos de insurrecto calor.  

 

  Como todo dolor pasa,

Deja huellas y cicatrices,

Pero la vida se aferra,

Grita más fuerte,

Envuelve el silencio en su propia razón,

Lo hace temblar,

Lo sacude,

Lo golpea,

Ahora que lo pienso así deben nacer las estrellas.

Al fin de cuentas,

La primavera florece nutridas de las hojas muertas,

Se pinta sobre la blancura inequívoca del invierno.  

 

  No se si ustedes miran con atención,

pero puede que después de algunos años,

vean que cada árbol que florece,

Lo hace con mas fuerza que el año anterior,

Que la flor es mas bella,

Cuando se subleva a un invierno largo.    

 

Cada día se nos enseña que para vivir es necesario morir primero,

Que la tristeza invernal puede llegar a ser acogedora,

Que la melancolía de fuego puede llegar a ser hermosa,

Que en su conjunto,

Cada árbol lleva estaciones a diferente ritmos,

Las afronta con diferente corteza,  

Que las suturas se llevan como recordatorios,

Congelamos enseñanzas dejándolas a la vista,

Ya sea en la piel o en el alma.  

 

  Al final uno se quiere quedar solo con sus primaveras,

Pero tambíen quedan los otoños y los inviernos,

Como quedan las huellas en el largo camino,

Como quedan los poemas en el alma el poeta.    



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.