Sensiges Yameroga Alviel Vordaco

Sueño enamorado

Es raro hablar de esto

siento un cosquilleo

y mis mejillas tienen

un tono rojizo.

Se siente bien

cuando el miedo

y la adrenalina

te recorren la piel.

Quieres salir corriendo,

gritar, volar y soñar.

el corazón, este loco aventurero

es tan loco y poco cuerdo

que sigue pensando 

en quien no lo quiere

no mira ni presta aención

a otros corazones

y con un aire socarrón 

evita otros amores;

pobre corazón que esperando

morirá por ese amor.

¡Que tontos los dos!

Comentarios1

  • Santiago Esquivel

    desdichas de un apego infinito.

    muy bonito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.