lunadesolas.

Parálisis

Invaluable las heridas
que se quedan con el tiempo,
tan dócil y amargo el desapego
como la sangre que reposa en el cuervo.

Voces inherentes
de la conjugación de los sueños,
mente ardiente atrapada en desasosiego,
el grito interno reclama el alma
la voz interna llama,
despertar es sólo una batalla.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.