argantonio

Preguntas sin respuestas

No entiendo por qué los

humanos se empeñan en

que Dios y el Demonio

habitan espacios celestiales

o infernales que están lejos

de la tierra, cuando esos

espacios si es verdad

que existen, están dentro

de cada uno de nosotros,

pero creer esto obligaría

a hacernos una permanente

reflexión sobre nuestra

conciencia y eso no es

ni cómodo ni realizable.

Comentarios5

  • Lincol

    Desde el inicio de la humanidad el hombre por naturaleza siempre ha creído en alguien, producto de ello son los dioses en sus diferentes formas. Si nos inmiscuimos a la historia pruebas no nos faltarán. Además el hombre siempre ha necesitado la protección de alguien.

    Tal vez el problema sea en no creer en nada y ahí sí que estaríamos a la deriva e inconformes.

    Saludos cordiales amigo.

  • argantonio

    Durante uno de mis viajes por ese precioso país que es Marruecos , yo tenía un local de turismo que además de joven y guapo era una persona culta , me solía esperar en la puerta del hotel. Como prueba de su tolerancia nos mostraba un templo donde todas las religiones se practicaban. Pero un día después de esperar un buen rato, pregunté por él y me dijeron que lo habían encarcelado porque lo sorprendieron tomándose una cerveza y fumando en pleno ramadán
    Se acabó el encanto.

  • Johnny Asdrúbal Mora Leiva

    Cada quien vive su vida, o ha hecho de ella un cielo, o un infierno....

  • Fabio Robles

    Interesante poema, llama a reflexión. Tu posición es racional.
    Muy bueno, saludos mi amigo.

  • argantonio

    A Lincol y a todos los amigos de Poemas del Alma , Sevilla es famosa por su Semana Santa sin embargo son muchos los no creyentes que pertenecen a alguna famosa cofradía , esto demuestra que ser completamente ateo es imposible, porque el ser humano si no tiene un dios se lo inventa. No creo que Serrat sea muy creyente sin embargo su saeta dedicada al Cristo de los Gitanos no puede ser más emocionante
    Un abrazo muy fuerte a todos Amigos del Alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.