#elpoeta

INEFABLE...

Dulce llaneza, tersa piel.

Ame tus labios, tu cabello,

Sentí un bello júbilo,

Junto a tu mirada.

 

Bese tu cuello,

Recorrí tus curvas,

Perdí tu camino,

Sintiéndome nefasto.

 

Te mire, te ame;

Me aleje de un destino sucio,

Ahogue mi pez en su propia pecera,

Conserve las ganas de adorarte.

 

Encontré el laberinto hacia la libertad,

Hacia un mar de pasiones.

Una brisa apaga la vela,

La luz hacia un amor.

 

 

Comentarios1

  • Edmundo Rodriguez

    Querido Amigo Carlos,
    Que hermoso poema.
    Lo he disfrutado.
    Un gran abrazo

    • #elpoeta

      Muchísimas gracias querido Edmundo. Me gusta que lo hayas disfrutado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.