Inmovil en blanco

Buenas noches luna

Buenas noches tierra mía.
Mil y un gracias te daría,
pero el ser humano solo te pisaría.
Sé que no puedes descansar,
sé que no puedes parar de mirar.
Siempre con los ojos abiertos,
nunca te dejan dormir.
Dulce y fría noche mía,
cúbreme de todas las cosas que odio,
y yo te daría mi alegría,
pero otra vez, el ser humano solo me pisaría.
Mil y un estrellas ahogadas,
en un mar de luces contaminadas.
Mil y una penas encendidas,
pues la noche nunca será apagada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.