Emyzag

**-La Vindicta-**

La Vindicta



**-**

Ay pobre de aquél,

que quiera de su vida una efímera,

sin la vindicta eminente,

de vengar la vida,

la vida o la muerte,

la rosa y la espina,

porque la vida hiere,

como pierde el rey en ajedrez,

es la vindicta extraña,

de poder vengar lo que acomete,

lo que en fantasía maraña,

y lo que se aferra o arremete,

es la vida o la muerte,

es la rosa y la espina,

porque la vida hiere,

y el dolor es fuerte,

es la vindicta de ser alguien,

y no en ser un pobre sin destino...

**-**

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.