argantonio

El juego

¿Una razón para vivir

sin tu haberlo pedido

si ignora si fuiste querido

si para un segundo de

gozo tienes un siglo de sufrir?

 

Tuviste siempre un

hueco en el corazón

que solo traspasó el aire

que solo conoció el

frío desaire

de la indiferencia

y la sinrazón.

 

Vivir es jugar

una única partida

un último embíte.

 

Vivir es hurgar

en lo hondo de la herida

jugando con la muerte

al escondite.

Comentarios2

  • argantonio

  • argantonio

    Obligaciones duras de cumplir tenían hombres y mujeres, los varones tenían que cumplir el servicio militar aunque no creyeran en la violencia de las armas y las mujeres no podían hacer nada sin la autorización del marido ,menos mal que ese triste periodo se acabó. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.