Octavio Márquez

Gusano de oído

Péndola bamboleante

entre hojas de ocre

destellos de luz opaca.

 

Cortinas que se vuelven

espectros que revolotean

sin voz; sin cuerpo.

En la médula del viento y 

ojos somnolientos que se agachan.

 

Larva que repta a un caracol

en una voz hecha semilla.

 

Hervidero de alas.

Eclosión de plumas, pinceladas

hechas electricidad rauda

en ojos incrédulos y aire rápido.

 

Voz, ora aguda, ora grave atrapada

en testa sorda.

Que machuca, que

aplasta y canta trinos florecientes.

 

Imagenes que se asoman al borde

de la lengua.

Que bailan y vibran detrás de 

ventanas y polvo.

 

 

Octavio Márquez

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.