Adam Medina

Piensa Guatemala, Piensa Ya, primera carta

Se cayó la carpa de circo y quedó la casa de campaña militar, el símil del caballo de Troya, un payaso con toda la cúpula corrupta y asesina del ejército de Guatemala babosearon a todo un pueblo que sumido en la ignorancia y desgobierno, jugaron al tin marín de do pingüe, y votaron por el aparentemente menos peor, un plan macabro concebido desde las entrañas del animal castrense, una fiera que jamás se durmió, luego de la firma de paz no podía dormir, sus privilegios pareciera que iban a restringirse y cuando empezaron a levantarse las alfombras de la corrupción y se vieron en trapos de cucaracha, los generalotes ( los parásitos mas grandes de este país) empezaron la estructuración de una plataforma política que los llevara al poder de manera camaleónica, y escogieron en su segundo gobierno militar al más ambicioso, al más estúpido, al más hipócrita, desgraciado, hijo, palito de la más grande ramera que menciona la biblia, uno de los tantos manejables, de los tantos corruptos y aprovechándose de la coyuntura política de manera oportunista lanzaron al ruedo a su títere, fotografia del regreso de la militarizacion malvada, que intimida al pensante, al estudiante,
Con parte de la cúpula militar en la cárcel, perseguida, señalada por actos de corrupción, narco tráfico, sicariato y todo lo relacionado con el crimen organizado, y una Comisión Internacional trabajando para destapar todos los focos de corrupción vinculados a poderes paralelos del Estado, vieron este momento como el ideal para cancelar el mandato de CICIG, ya habían logrado descabezar a la cúpula policial más honesta, se había conformado un gabinete de lo más oscuro que pudo nacer en Guatemala, le quitaron las alas ministerio público, que empezaba a volar, ahora golpeado de manos del desconsuelo, doctora de la posibilidad de represalias para el pueblo, afín a la peste Morales, basurero que llede más que el basurero de la zona tres , el desquiciado, sangriento payaso, opto por romper el orden constitucional por intereses economicos, personales y oscuros, se atreve a contravenir un fallo emitido por la Corte de Constitucionalidad.
Se hizo un proceso eleccionario que diera como ganador al esperpento Morales se daba como algo grave, el rompimiento del orden constitucional, y hoy semejante gigante dinosaurio carnivoro lo hace logrando con esto volver a pintar de verde olivo la silla presidencial para poder seguir saqueando al Estado, y mantener los privilegios de esta asquerosa institución. Si hay algún militar con dignidad que dé un paso al frente y que diga que desconoce a los altos mandos, que siga el ejemplo de Jacobo Arbenz que ama a Guatemala.
El pueblo debe asumir su papel histórico y protagónico de defender su futuro, dejar de una vez por todas enterrado su pasado de sumisión y represión, salir a las calles a pedir la renuncia de la marioneta Morales, y del vice presidente, la confirmación del mandato de la Comisión en Contra de la Impunidad en Guatemala, el procesamiento judicial de todos los políticos corruptos, de los elitistas conservadores cacifistas, la disolución del Ejército de Guatemala, sueño que las generaciones anteriores no alcanzaron, , el fortalecimiento del poder Civil en cada uno de los órganos del Estado, la depuración del congreso nacional, afuera ya, no solo noventa sino los demás,
Guatemaltecos el momento es ahora, no posterguemos nuestro despertar como nación digna y democrática despertemos ya.

Cuando veamos un país socialmente fuerte y en desarrollo, sabremos que la herencia de un mañana próspero, para las presentes y futuras generaciones, levántate otra vez Guatemala, levántate más fuerte que hace tres años, resurge como el ave fenix en medio del frio, de la desolación de la nieve, tu que eres el quetzal, se el fuego que quema por donde pasa, no permitas división de tu casa, date cuenta, no permitas el daño, la muerte, nunca, nunca, más.

Estiende tus alas ya, lleva a lo más alto tu bandera, que se vea hasta el cielo, y que se oiga el eco de tu grito más fuerte que el trueno, que haga temblar la tierra, quitar la corrupción, cambiando la métrica de la tierra, Guatemala, recuerda, no es para pocos, no es para ellos, no es para las migajas que deja este macabro sistema ustedes, exíjelo con toda el alma, tómalo es para todos nosotros.

 

Autor:

Lic.  Adam Medina

1 de septiembre 2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.