Ernesto Nexticapa Javier ( Escritor Nocturno)

TU Y YO, UN INFINITO

Quita con elegancia tu vestido
y llena este espacio de erotismo,
olvida el hecho de ser uno mismo,
llena el miedo con bello colorido,
desgarrando el miedo, la cruz de olvido.

Sombras nocturnas plasman su arte
y nuestras miradas se encuentran 
en medio de aquella oscuridad
un fulgor nace en las pupilas,
es un candor etéreo , en esa inmensidad
sólo queremos encender en intimidad.

Devórame con tus labios carmín,
desnuda mi cuerpo, hacedme sentir
suspiros como alas de colibrí 
poliniza esta flor de tu jardín
que es, vive y muere tan sólo por ti;

namorada siembra en mi árido pecho
la semilla de tu exuberante cáliz
moja las yermas tierras del desierto.

Como extraña golondrina
anidar en tu tersa piel,
será un hogar un florido edén
gloria, paz, renacer rojo clavel.

Recorre cada trozo con mis yemas 
tus colinas blancas lucen cual gemas,
tu sudor plúrimo regara como rocío
la rosa inmaculada de tu vientre.

Navegando entre el mar celeste divino
de tu cuerpo, limite de lo infinito
mi alma seduces ante tu misticismo
escapemos juntos del oscuro abismo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.