mati94

El ultimo hombre

Soy la última carta anónima

el último corazón tallado en el árbol,

las rosas que dejo en su cama,

la vela que arde en nuestra velada.

 

Soy un profundo te amo, te quiero,

sin temor a ser ignorado de nuevo,

un sin fin de besos en su cuello,

una infinita caricia en su espalda.

 

Compro bombones que nunca comí,

leo poemas que solo entiendo por ti,

si mis actos no te hicieran sonreír,

oh, que desdicha, yo tampoco sería feliz.

 

Soy el ultimo hombre enamorado,

que abandonó la tormenta de su mano,

el cual tras mirar sus ojos claros,

se dio cuenta que había sido hechizado.

 

Entre tantos hombres fui rescatado,

ahora mis labios son mis lápices,

los cuales llevo conmigo a cada lado,

para pagarle escribiendo enamorado.

 

Ya no me quedan palabras,

para describir esta sensación,

el saber que si no vivo por usted,

en mi vida jamás sentiré amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.