Sensiges Yameroga Alviel Vordaco

Añorado recuerdo

Comienzan a caer las hojas

y el recuerdo me agobia,

es tan triste recordar

que ya no está aquel

ser que tanto se ama.

Los días parecen perder su brillo,

el tiempo quiere retroceder

pero sabe que es imposible

y, mi pobre corazón

que desde que no estás llora.

Como engañar al corazón 

y hacerle creer que no has muerto

si el sabe la verdad, y duele.

Tiempo, vamos a cambiar la realidad

y volvamos a escribir

este cuento para que mi corazón

al final termine riendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.