Armando

Mi Voluntad

 


Mi voluntad es terca en recordarte y nunca se preocupa o intenta el olvidarte,
dime tu que culpa tengo yo en pensarte, desearte, amarte...
culpa a mi voluntad y oféndela si quieres, no me contestes si no lo deseas,
pero ten en cuenta que mi voluntad es terca en recordarte.


Si aun te pienso, si aun te quiero, no pienses que mi corazón es culpable,
él está en agonía y puede apenas moverse, el no es culpable,
culpa a mi voluntad y oféndela si quieres, pero con mi corazón no te enredes.


Si por las noches te sueño, y todo el día te pienso, no te confundas,
no es que mi alma aún te busca, lo que pasa es que con todo te confunde
culpa a mi voluntad y oféndela si quieres, pero con mi alma no te enredes.


Dice mi voluntad que es inútil querer olvidarte, no hay voluntad suficiente para lograrlo
pero no me preocupa por que he aprendido a vivir con tu recuerdo
se que aún después de la muerte tu vivirás en cada partícula de polvo de mi cuerpo
y estarás impregnada en mi alma, y en otras mentes y otros corazones de otras vidas morirán por no tenerte.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.