Walter Trujillo Moreno

LA ENEMIGA DEL SILENCIO

 

La palabra silencio no se pronuncia de un aliento,
la palabra silencio es mágica,
 hay mil razones para tenerla miedo
La palabra silencio puede ser tú último aliento,
quizá la muerte.

 

 

Maldito silencio
Maldito silencio sin palabras
Maldito silencio a oscuras
Maldito silencio sin pensamientos
Maldito silencio sin ti,
sin tus palabras, claridad, pensamientos y presencia.

En el no silencio esta la vida,
los cuentos, los gemidos,

cantos y lloros de niños,
sonrisas timadas y perdidas,
sinceridad soñada o añorada,
la rabia lila y negra,
la expresión verbal del "yo" insuficiente.

Maldito silencio sin mi
Maldito silencio sin ti
Maldito silencio contigo.

Cuando Dios creo el silencio,
el mundo estaba lleno de trinos de pájaros,
de las preguntas e interrogantes de los hombres,
del rugir del león y el crujir del árbol.

Creo el silencio, lo que creo, creo simplemente,
igual a la nada, similar al olvido y se confunde con el infinito.


EL filósofo diría necesito el silencio para saber si existo,
El Poeta diría el silencio es la fuente de mi inspiración e ideas locas,
el Loco diría, necesito el silencio para estar a solas con mis mil voces,
El cantante diría no necesito el silencio, tengo gente a quién cantar,
y yo diría el silencio no me deja decir lo que quiero y hoy quiero expresar.
Y tú dirías, en el silencio saldré al balcón, a limpiar el cielo de nubes oscuras,
bañarlo de estrellas, planetas y lunas, intentaré conjugar tus poemas,
tu nombre, los sentimientos, el amor y los gustos.


La musa de la mar verde, 
el duende detrás del arcoíris,
el Chamán  del fin del mundo,
el colibrí de las  montañas de colores gritan:
el silencio es mí única ruta a seguir,
sin el silencio no llegaré nunca a tu corazón
 y no podría acompañar tu alma en su recorrido final.

 

En el silencio se puede escuchar los mustios de los espíritus,
el lamento de los fantasmas, las voces perdidas en el espacio
las ideas muertas por falta de evidencias y tiempo.  

 

Poema by Walter Trujillo Moreno, Agosto / Septiembre 2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.