PauCath08

En la rosa vi a mi niña

Delce amor. Pequeña luz de estrellas. Angelical y bella niña. Mi niña de sol. Brillante como fino oro. De mi tienes todo. De todos tienes todo. Tu eres todo. ¿Qué más para una dulce doncella de los jardines del eden? No hay mas preciada joya que escuchar tu voz. El latir de tu corazón va al compás del latir de la tierra. En las rosas encuentro tu aroma. Tu interior como dulce panal. En el cantar de las aves te oyen. En los dulces sueños estas presente. Eres hermoso esplendor. Destello de luz como amanecer. Eres amor puro..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.