Marcela Miranda Rodríguez

Arrebol de Agosto

Te miro.

Me miras.

¿Qué estará pasando por tu mente en este segundo?

 

Mis manos sudan,

y siento mis mejillas enrojecer.

La distancia entre nosotros se achica. 

 

Te abrazo. 

Me abrazas. 

¿Tienes ganas de llorar, al igual que yo?

 

Intento actuar nomal

pero mi voz tiembla

y una sonrisa se apodera de mí. 

 

 

 

Tú ríes.

Yo río. 

¿Querrás besarme tanto como yo añoro besarte?

 

Observo tus labios fijamente,

mientras tus dedos juegan con mi cabello

y preguntas: ¿Qué pasa?

 

Beso tu mejilla. 

Besas mi frente. 

Y en un susurro pregunto: ¿Puedo besarte?

 

Juntamos nuestros labios

y el mundo desaparece

sólo somos tú y yo. 

 

 

 

Arrebol de esta cálida tarde de agosto,

tus nubes rosas me confirman 

aquello que yo ya sabía.

 

Arrebol de esta cálida tarde de agosto,

tus nubes rosas son del color de mis mejillas,

y ya no pienso. 

 

Arrebol de esta cálida tarde de agosto,

tus nubes rosas me muestras sus besos,

y sólo siento.

 

Arrebol de esta cálida tarde de agosto,

tus nubes rosas lo confirman:

estoy enamorada. 

 

Arrebol de esta cálida tarde de agosto,

tus nubes rosas son preciosas,

pero no son nada en comparación a él.

 

Comentarios4

  • Cecii Ailín 💕

    Qué bonito arrebol de agosto, disfruté de leerte y me conmovió mucho la ternura con la que cuentas esa dulce historia. Me encantó, escribes muy lindo! Un abrazo, con cariño

  • Ana Maria Germanas

    Nada pudiese compararse , al objeto de tu amor, ni siquiera el arrebol glorioso de la tarde ....
    Bellos y dulces sentimientos, acarician tu poema Marcela.-

    Me agrado muchisimo leerte .-
    Un cariñoso abrazo.-

  • JAVIER SOLIS

    Arrebol de ésta cálida tarde de agosto,
    Tus nubes rosas me confirman
    que cuando dos seres se aman
    Al Juntar nuestros labios el mundo desaparece.

    Que hermosura mi adorable Marcelita has escrito una belleza que guardaré en el corazón
    Con inmenso cariño
    JAVIER

  • poeta sin licencia

    "Intento actuar normal
    pero mi voz tiembla
    y una sonrisa se apodera de mí".

    Que me aniquile el arrebol... ese que achica el espacio entre mi alma y las palabras de esta poetisa .

    "y preguntas: ¿Qué pasa?"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.