Hermes Antonio Varillas Labrador

“Desplazados de un cruel infierno”

 

“Desplazados de un cruel infierno”

 

No les llamemos turistas

mucho menos aventureros,

que no son excursionistas

quienes huyen de su suelo,

desplazados de su patria

por un régimen embustero,

corrupto y narcotraficante

que se robó nuestros sueños.

 

No les llamemos transeúntes

ni peregrinos mucho menos,

ya basta de tanto eufemismo

no queramos hacerle el juego

al circo del vil comunismo

abusador y tracalero,

desplazados con crueldad

en diáspora para ser sincero.

 

No son tampoco visitantes

mucho menos pasajeros,

quienes huyen por su vida

buscando nuevos derroteros,

buscando salud y trabajo

y ganar honradamente el dinero,

desplazados sin estar en guerra

pues la miseria produce miedo.

 

No es posible que en exilio

puedan andar los viajeros

desplazados es la palabra

el más ajustado término,

ya la cuenta es tan alta

pero la oculta el gobierno

así como oculta el hambre

nadando en su estercolero.

 

Nunca antes imaginar

una alta porción de mi pueblo

en este éxodo forzado

en un fatídico destierro

y para colmo de males

el bulling pendenciero

que no es la bienvenida

que justamente merecemos.

 

Hermes Varillas Labrador

 

1935            26/08/2018

 

 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa tu genial poesía social estimado Hermes
    Un placer pasar por tus letras
    Saludos de amistad
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa

    • Hermes Antonio Varillas Labrador

      Agradecido amigo Críspulo Cortés Cortés por la lectura y los conceptos emitidos en el comentario.

    • ALVARO J. MARQUEZ

      En nuestro país es urgente que las cosas cambien, que el pueblo abra los ojos y deje de creer en estos tiranos. Saludos hermano.

      • Hermes Antonio Varillas Labrador

        Así es amigo Álvaro, se requiere mucha consciencia y que un porcentaje muy significativo cambie de actitud cómplice, empezando por el sector castrense...
        Saludos recíprocos con la misma preocupación y la misma causa: La libertad que nos han pisoteado...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.