Zubeneschamali

Murio una yegua. Nacio un potrillo..

Grandioso y fino animal.

Que diste tu vida por el destino cruel y por nuestra negligencia.

Tarde nos dimos cuenta de que se pudo hacer mas aunque esto no siempre es posible

Por que no naciste la noche anterior tal vez el vegerinario hubiera hecho algo mas por tu existir preciosa yegua colorada?

Tu potrillo yace en la realidad ahora con mucha fuerza y mucho brio, feliz porque lo alimentamos. Mientras tu te retuerces entre la seca viruta, con la mirada perdida y la boca fria.

Tarde nos dimos cuenta de que se pudo hacer algo esa noche lluviosa, esa noche de ayer. Don a medias es poder ver las cosas en retrospectiva, motivacion para el cambio tortura por lo que ya fue.

Animal libre y fuerte, eres libre del dolor del alma y pensamiento porque a pesar de la muerte de tu madre sigues con tanta fuerza. Eso te lo da tu conexion con la naturaleza pura esa es tu espada y armadura.

Mientras tu madre yace agonica en las pesebreras, entre mucho de sus congeneres equinos, nos paramos impotentes despues de haberlo hecho todo. nuestras mentes sujetas a nuestros sueldos y responsabilidades producen preocupacion y pena por haber podido hacer mas. Tarde nos dimos cuenta.

Estamos demasiado absorvidos. Pero siempre se puede dar mas. Por el projimo, los animales,la naturaleza y el alma. Este potrillo es la prueba. Por el cause eterno hay que seguir despierto para que no sea tarde y, si lo es por el destino frio y cruel.. ..... . Siempre se puede dar mas, para que no sea demasiado tarde.

Adios sirenita.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.