Yoel Herrera

déjame ingresar


desata mi demonios
y déjame ingresar a tus dominios,
dime que me quieres sin muchos líos,
pueden haber muchos,
pero yo me diferencio entre otros tíos.


Yo me diferencio entre las sombras
y aunque se que tus noches son taciturnas
se que en esas noches, tu ser, mi alma nombra
queriendo tenerme ahí, quebrando las urnas
las urnas que aguardan esa valentía
que detiene tus miradas de las mías.
desatame despacio los demonios
hagamos de los suelos hoja y cama
hagamos del desierto aguas claras
fluyamos en ellas, sin retornos
deja fluir todos tus miedos
hacia este mar, profundo y misterioso.


Dejame ingresar a tus dominios...
al sustancioso caliz de tu alma,
dame de ti, tu arena turbulenta,
o la sedienta paz que te domina.-
Vacia tu interior,en versos puros,
derrama en ellos.......
esa dulzura que te anima,
la tristeza que te embarga,
la incertidumbre que te acosa,
o esa rebeldia incalculable,
del saberte incomprendido...
Y podre yo estar contigo,
cobijando, y estañando,
tu tembloroso corazon herido,
haciendo desaparecer,
de tu conciencia,esos...
terribles temores,
que te acosan.-
Tu risa, sera mia,
tus esperanzas,
mis campos florecidos,
porque sere feliz, amigo mio
de poder ingresar...
y compartir contigo,
la riqueza incalculable,
de ingresar a tus dominios.-


Quiero ser el calor de tus mañanas frías
Ese cafè de la noche apasionada
El que haga mover cortinas aisladas
Con el hálito lascivo de tu cuerpo
quiero ser crepúsculo en tus tardes
el erice de tu piel y tus sonrisas
el prisionero de tus archipielagos
la energía que mueva tus placeres
El aroma de tu flor pura y ardiente
LA tristeza y la algrìa de tus versos.


Y lo eres, desde la magia,
me transportas a tu mundo,
vistes la ansiosa desnudez,
socabas la simiente, para asi,
reverdecerla, y hacer de ella,
majestuoso tallo, floreciente ...
esa que anhelante estuvo,
de querer adentrarse en tus dominios.-


Átame con tus hilos rojos
Quiero ser el protagonista de tus sueños
Quiero tocar tus noches y tu cintura
Abrumame ya a esos dominios
Tan cálidos y tan desconocidos
Tan hostiles y tan verdaderos;
Ya mis demonios quieren esconderse,
Y mis caricias quieren terminar en ti
Dime! De una vez, estoy a tu espera
Para mostrarte en mi pasión las flores bellas
Y ser más que un errante sin retornos
Y confluir siempre mis ojos a tu ribera.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Tu puedes tocar la cintura de la luna...
    porque tus versos, imantan la ternura,
    tu puedes acceder, a la ilusion, esa,
    que todo lo imagina.y que perdura...
    ........................
    Poesia, busco en ti, tu ser profundo,
    ese mundo ignoto, esa perla negra, esa luz,
    busco, la doliente harina de tus huesos,
    esa que impregnan, los clavos de tu cruz.-

    Ese violin, que sollozante o melodioso ,
    hace de tu noche oscura, una alborada.-

    Ahhh, si yo pudiese....
    acceder de esa forma a internarme
    en tus dominios ....



    • -Lewis Herrera-

      Dominios de amor en el sendero de la luna...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.