Ezequiel Hugo Gonzalez

En el ultimo minuto de mi vida

Ah, me siento un poco roto.
Un poco desarmado.
Algo confundido.
Y con el cuerpo muy cansado.

No podría decir que me siento bien.
Nunca me he sentido tan mal.
Pero conozco a la perfección mi cuerpo.
Y comprendo muy bien que la muerte me espera en secreto.

Puedo sentir el sabor de la bilis.
Y el olor de mis organos pudriendo.
Puedo saborear el amargo sabor de la muerte.
Pero no me duele y no me entristece.

Mas bien me siento resignado.
Pero jamas acongojado.
No podría consentir mostrarme debil.
Llorando o auxiliando.
En el ultimo minuto de mi vida.
Si viví cada día con una gran sonrisa.

 

Comentarios2

  • Elizabeth Chacon Stevens

    Con tu juventud, es para vivir una vida alegre y aventurera, feliz y amorosa, en paz y a bocanadas.
    Me da la impresión que anda deprimido por algo que le sucede en su vida, por algo que le sucede en el trabajo o simplemente por una desepción amorosa. Trate de salir con familia y amigos y nunca se encierre en un cuarto oscuro porque trae más depresión al alma. Si es solamente poesía, me gusta aunque es un poco triste. Gracias y busque ayuda si está deprimido; no deje pasar el tiempo. Saluditos.

  • Ingrid Zetterberg B.

    Muy triste este poema, Ezequiel....ojalá no sea verdad que estás gravemente enfermo...ojalá solamente sea una pasajera depresión....porque a veces al estar deprimidos nos sentimos morir....pero siempre hay esperanza en Cristo....refúgiate en él, y en la oración...te lo digo por experiencia, no hay mal que nuestro amado Dios no pueda curar....sobre todo si clamamos con el corazón sincero y humilde. Un saludo cordial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.