Reiniero

Prisión abismal

El gélido suelo 

Extiende sus manos para capturarme 

Ya no hay vida

Todo es parte de un irrompible silencio 

 

Sólo veo el macabro fuego 

Y no puedo renacer 

En el moribundo terreno sólo hay polvo 

Estoy divagando en el manto astral 

 

No hay escapatoria 

La longevidad enemigo es 

Mis finas raíces se extenderán 

En el diamante cristalino se filtrará mi eterna sangre



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.